Siguenos en nuestras redes sociales y obten grandes descuentos.

Lo invitamos a inscribirse a nuestro Curso de el Líder y la Toma de Decisiones:     CLIC AQUÍ

5 Ingredientes básicos para la toma de decisiones

En la vida y en las organizaciones empresariales la toma de decisiones es una situación constante. Todos los días tomamos diferentes tipos de decisiones. A nivel empresarial, mientras nos encontramos en nuestra área de responsabilidad dentro de la organización, tenemos la facultad de decidir.

Actualmente, las organizaciones están en un ambiente de competición constante, en el que lograr ventaja competitiva en el mercado es un factor indudable de supervivencia. Por consiguiente, es fundamental tomar decisiones acertadas.

El arte de tomar buenas decisiones está basado en cinco “ingredientes” básicos que debemos tomar en consideración previo a optar por diferentes alternativas:

1.- Información: Los datos siempre se recogen tanto para los aspectos que están a favor como en contra de la resolución de un problema, con el fin de definir sus limitaciones. Si la información no puede obtenerse, la decisión entonces debe basarse en los datos disponibles, los cuales caen en la categoría de información general. En caso de carecer de conocimientos, es necesario buscar consejo en quienes están informados.

humansmart

2.- Conocimientos: Cuando un individuo soluciona un problema en forma particular, ya sea con resultados buenos o malos, esta experiencia le proporciona información para la solución del próximo problema similar. Si ha encontrado una solución aceptable, con mayor razón tenderá a repetirla cuando surja un problema parecido. Si carecemos de experiencia entonces tendremos que experimentar; pero sólo en el caso en que las consecuencias de un mal experimento no sean desastrosas.

3.- Experiencia: En ausencia de un método para analizar matemáticamente un problema es posible estudiarlo con otros métodos diferentes. Si estos otros métodos también fallan, entonces debe confiarse en la intuición, que es una facultad que se desarrolla a través de los datos que nos aportan nuestras experiencias de vida. Algunas personas se ríen de la intuición, pero si los otros ingredientes de la toma de decisiones no señalan un camino que tomar, entonces ésta es la única opción disponible.

4.- Análisis: Un análisis es la distinción y la separación de las partes de un todo hasta llegar a conocer sus principios o elementos.

5.- Juicio: Es la facultad del alma que permite distinguir entre el bien y el mal o entre lo verdadero y lo falso, entre lo bueno y lo malo. Es también una opinión, un dictamen o un parecer.

Como puede verse, emitir un buen juicio es el resultado de un proceso en el que se toman en cuenta varios factores para disminuir el margen de error. Cabe destacar que siempre existe la posibilidad de errar, pero cuando la decisión se ha tomado responsablemente hay mayores alternativas de solución que cuando las decisiones dentro de nuestra organización se dejan al simple azar.

Si le interesa conocer a profundidad cuál es el contenido así como la manera más adecuada en que deben formularse los contratos individuales de trabajo, le invitamos cordialmente a tomar nuestro Curso de El Líder y la Toma de Decisiones.