5 Consejos para proteger el patrimonio de su empresa cuidando el contenido de sus contratos

Lo invitamos a inscribirse a nuestro Curso de Seguridad Legal para su Empresa a Través de Contratos: clic aquí

Las actividades empresariales de cualquier clase requieren de manera necesaria la realización de diversos acuerdos de voluntades que inciden en la efectividad de su funcionamiento interno, así como de las actividades que se realizan cotidianamente como parte de las transacciones comerciales que se formalizan día con día.

En este contexto, los contratos son un instrumento indispensable para legitimar cualquier acto entre particulares, de tal suerte que ninguna de las partes que en ellos intervienen quede desprotegida ante cualquier eventualidad que se pudiera presentar.

Por estos motivos, a continuación enlistamos cinco sugerencias que pueden serle prácticas al momento de celebrar contratos a nombre de su organización empresarial:

1.- Cerciórese siempre del marco regulatorio a que está sujeto su documento. ¿Se trata de un contrato civil, mercantil, laboral o de cualquier otra materia legal?, ¿aplica en él la legislación federal o solamente la local del Estado a que usted pertenece?, ¿fija la Ley alguna formalidad especial tomando en cuenta la cuantía o valor del contrato? Responder a éstas preguntas ayuda a determinar el alcance del acuerdo que está realizando.

2.- Manténgase al tanto de los requisitos de existencia y validez de los contratos en que participa. Cada tipo de contrato está sujeto a reglas específicas que, de no reunirse completamente, lo harán ineficaz en la práctica, e incluso inservible, si se pretende hacer valer como base para demandar su cumplimiento ante los tribunales.

3.- Sea muy cuidadoso al redactar el clausulado. Recuerde que aquellas cláusulas que sean contrarias a Derecho se tienen por no puestas. Esto último tiene aplicabilidad especial en los contratos laborales, donde se tiene que respetar los máximos y mínimos que fija la Ley en beneficio del trabajador.

4.- Procure que ambas partes se sometan a la jurisdicción de los tribunales que corresponden al domicilio en que usted se encuentra. Esta recomendación le puede ahorrar mucho dinero en caso de incumplimiento de la otra parte, pues no tendrá que erogar gastos en desplazarse a lugares distantes para defender sus intereses.

5.- Aunque puede resultar muy tentador elaborar contratos en base a formatos preestablecidos, esto no es lo más conveniente en la práctica, pues tenga presente que la legislación está en cambio constante y que el contenido de los contratos varía dependiendo de la Entidad Federativa o las circunstancias en que cada documento se celebra. Por esa misma razón, procure leer y comprender con absoluta claridad los artículos legales que dan fundamento a su contrato. Si no obtiene un entendimiento preciso y puntual de todas sus disposiciones y fundamentación no tiene por qué firmarlo.

Curso de Seguridad Legal para su Empresa a Través de Contratos

Si desea aumentar sus conocimientos sobre este tema de interés, le invitamos cordialmente a tomar nuestro curso