9 Técnicas para evaluar competencias en un assessment center

Human learning tiene más de 100 cursos para capacitar a tu personal, solicita un acceso gratuito dando clic aquí

Cuando hablamos de un Assessment Center o Centros de Evaluación nos referimos a una metodología altamente compleja, pero muy eficaz, que se centra en la identificación y evaluación de diversas competencias profesionales.

La evaluación de competencias es realizada mediante el diseño y aplicación de varios tipos de pruebas situacionales o simulaciones en las que los participantes son observados por un equipo de personas, compuesto por profesionales especializados en recursos humanos y por expertos de la empresa que conocen en profundidad las actividades que habrán de realizar cuando se incorporen a la actividad laboral.

En muchos casos se suele aplicar en un recinto cerrado, donde no haya interrupciones y donde se cuente con la iluminación e infraestructura necesaria para su ejecución. Entre más compleja sea la situación, más exigente será el ambiente y los recursos logísticos para su realización. Se recomienda que una vez establecida la técnica y el contenido del ejercicio, se adecue la actividad al ambiente lo más aproximado posible a la realidad.

El ambiente incluye tanto la infraestructura locativa como los recursos materiales que favorezcan el desempeño eficaz de cada técnica.

Durante el desarrollo del Assessment Center se plantean las técnicas o simulaciones mediante las cuales nos permitiremos evaluar a los participantes. Las siguientes técnicas a mencionar son las más utilizadas para evaluación de competencias relacionadas con actividades laborales cotidianas, y se pueden llevar a cabo de manera individual o grupal, aunque es más recomendable aplicarlas en grupo debido a que podemos identificar el comportamiento del participante ante situaciones relacionales y sociales.

Las técnicas más aplicadas en la evaluación son:
1.- Juego de roles:

Durante el desarrollo del Assessment Center se plantean las técnicas o simulaciones mediante las cuales nos permitiremos evaluar a los participantes. Las siguientes técnicas a mencionar son las más utilizadas para evaluación de competencias relacionadas con actividades laborales cotidianas, y se pueden llevar a cabo de manera individual o grupal, aunque es más recomendable aplicarlas en grupo debido a que podemos identificar el comportamiento del participante ante situaciones relacionales y sociales.

2.- Estudio de casos:

Consiste en la descripción de un evento relacionado con la vida real o con una situación simulada escrita, en video o película. Presenta una serie de condiciones e instrucciones que se deben seguir. Se pueden utilizar para analizar situaciones, presentar conclusiones y tomar decisiones o sugerir conductas a seguir.

3.- In basket:

En ésta prueba se presentan una serie de documentos que simulan aspectos de procedimientos administrativos del trabajo en los que se le pregunta al candidato acerca de cómo trataría las diferentes situaciones existentes en esa bandeja. Se busca evaluar su forma de trabajar, su nivel de planificación, organización y gestión del tiempo, entre otros. En su forma más clásica simula el tipo de material escrito u oral que una persona debe manejar en su puesto de trabajo.

4.- Ejercicio en grupo:

Esta actividad busca observar a un grupo de participantes interactuando entre si y discutiendo sobre un tema previamente preparado por los evaluadores.

5.- Proyectos con base en el trabajo:

Es un ejercicio o investigación cuyas limitaciones temporales son flexibles. Son prácticos, más completos y abiertos que las tareas. Por lo general involucran una parte significativa del trabajo que se está desarrollando sin requerir de supervisión cercana, a pesar de que el evaluador puede facilitar apoyo y asesoría.

6.- Presentaciones:

Esta prueba consiste en dar a los participantes un ejercicio o tema (o tema libre) para ser preparado en un tiempo determinado (se acostumbra 30 minutos) y presentarlo posteriormente ante un auditorio. Se pueden evaluar competencias como organización, comprensión, argumentación, conocimiento de la temática, influencia y control emocional, entre otras.

7.- Encontrar hechos:

Esta prueba consiste en dar al evaluado escasa información para resolver un problema. El evaluador solamente contesta preguntas suplementarias que cada candidato formule para encontrar la solución. Se valoran aspectos como rapidez en encontrar la solución, capacidad de síntesis y manejo del tema, en todos sus aspectos.

8.- Ejercicios prácticos:

Estas pruebas se pueden diseñar para comprobar habilidades específicas fuera del contexto laboral. Proporcionan evidencias válidas, pero representan una presión distinta a aquella experimentada en una situación real. La evaluación se puede basar en el resultado final de la actividad, en el desarrollo de la actividad o en la combinación de ambas.

9.- Ejercicios de escucha:

En estas pruebas se le presenta al evaluado una grabación oral o un video, se evalúa su capacidad de asimilación y escucha por medio de preguntas (orales o escritas).

Dado que la aplicación de éstas técnicas del Assessment Center exige la puesta en práctica de conductas situacionales, se hace necesario contar con el ambiente propicio para ello. Así que dependiendo de la situación diseñada se deberá estipular el ambiente y los recursos necesarios para su óptima realización. Para más información al respecto, te invitamos a tomar nuestro curso de Assessment Center.

Human Learning tiene más de 100 cursos para capacitar a tu personal

Conoce este curso para tu organización, solicita un acceso gratuito