5 Condiciones a estimar para integrar el finiquito de un trabajador

Lo invitamos a inscribirse a nuestro Curso de Contratación, Despido, Finiquito y Liquidación de Trabajadores: clic aquí

Estimar las prestaciones de los trabajadores puede ser un motivo de polémica entre las partes que integran una relación laboral. Aunque la Ley Federal del trabajo contiene los derechos a que puede aspirar un trabajador, existe bastante confusión respecto a lo que corresponde a cada persona, dependiendo de la forma en que ocurre su salida de la fuente de trabajo.

Las modalidades de finalización de la relación de trabajo implican tasar de manera distinta los montos a que tiene derecho un trabajador para integrar su finiquito.

En este espacio plasmamos cinco condiciones a observar para el cálculo de las prestaciones laborales que integran un finiquito.

1.- La prima de antigüedad, en caso de renuncia, solamente se paga a aquellos trabajadores que han cumplido quince años de servicios ininterrumpidos.

2.- Todas las prestaciones laborales prescriben en un año. Es decir, a partir de que se genera el derecho a recibirlas, el trabajador tiene un año para reclamarlas. Aclaramos esto, puesto que hay trabajadores que abandonan el empleo y aparecen después de mucho tiempo reclamando prestaciones adeudadas.

3.- Los trabajadores eventuales, o que laboran por temporada, solamente tienen derecho a la parte proporcional de sus prestaciones de acuerdo al tiempo efectivamente laborado durante el año.

4.- Si los trabajadores consideran que han sido despedidos injustificadamente, disponen de dos meses para presentar su demanda por este motivo y debe hacerse de su conocimiento que los despachos legales cobran entre el 30% y el 40% de lo que recuperen por concepto de prestaciones, ya sea que ganen el juicio o lleguen a un acuerdo conciliatorio con la fuente de trabajo.

5.- Así mismo, se debe comentar con los trabajadores que el pago de la indemnización constitucional y salarios caídos solo tiene lugar cuando resultan vencedores en un juicio laboral por despido injustificado, al obtener laudo favorable, por lo cual no forman parte de un finiquito o una liquidación convencional, pues éstas se integran únicamente por prestaciones proporcionales, como son aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, salarios devengados, etc.

Tal y como se observa, la integración de un finiquito obedece a diferentes factores y no a meras suposiciones por cualquiera de las partes. Por ese motivo, la formación empresarial en materia de derechos laborales se vuelve imprescindible para quienes están encargados calcular las prestaciones que recibe periódicamente cada trabajador.

Curso de Contratación, Despido, Finiquito y Liquidación de Trabajadores

Si desea aumentar sus conocimientos, le invitamos cordialmente a tomar nuestro curso