El camino hacia el liderazgo

Lo invitamos a inscribirse a nuestro Curso del Líder, sus Paradigmas y el Cambio Organizacional: clic aquí

¿Cómo puede uno volverse el tipo de líder que la gente está buscando?. Las investigaciones muestran que el liderazgo puede ser aprendido. Usted puede hacer un esfuerzo consciente para manejar los hábitos, características y actitudes compartidas por líderes exitosos.

La importancia del Poder Personal

Los líderes más efectivos tienen poder personal. Esto significa que son maestros de su propia fe y abrazan comportamientos específicos y actitudes que, como consecuencia natural, atraen a la gente, talento y las oportunidades necesarias para sobresalir. Desarrollar su poder personal es un compromiso de toda la vida.

Los siguientes cinco comportamientos están garantizados para dar poder a sus capacidades de liderazgo:

Acercamiento Positivo. En pensamiento, palabra, emoción, expresión y postura. Mantener un acercamiento positivo lo energiza y lo mantiene listo para nuevos retos y consolida su capacidad para manejar el cambio.

Apertura. A nuevas ideas y gente. Comprometerse con la gente y su filosofía lo mantiene versátil y abierto a nuevas posibilidades.

Disponibilidad. Para hacer las cosas de manera diferente, para perseverar, ayudar a otros a hacer lo que es correcto, aprender nuevas habilidades y reconocer la grandeza en otros. Esta actitud expande su capacidad para influir y dar poder a la gente que le rodea.

Empleo. De tacto, cortesía, sinceridad, tolerancia, humor, esperanza, y paciencia. Esto hace ganar el respeto de la gente e incrementa su capacidad de atraer a la gente correcta en el momento correcto.

Recordar. Su propósito. Conociéndose usted mismo, siendo honesto con usted, haciendo lo mejor y creer en lo que es usted, realza su capacidad para inspirar un mejor desempeño en otros.  


Líderes efectivos:

Construyen la confianza haciendo lo que dicen que harán.

Construyen lealtad siendo de utilidad para aquellos a quienes guían y siguen.

Solicite retroalimentación de gente que tiene las habilidades y conocimientos que otros adolecen.

Apoye sus decisiones.

Tenga el sentido de la urgencia

Use la autoridad en forma medida, solo como apoyo

Los líderes exitosos adoptan estas cualidades:

Crear y sostener su visión. La gente necesita entender el “por qué” así como el “que”, “cuando” y “como”, que están detrás de una decisión. El líder comunica el “porque” en una forma que amalgama las pasiones de los demás y los compromete a aceptar la responsabilidad.

Desarrollar al personal. El líder es el catalizador para liberar el potencial humano dando confianza a otros, poner ejemplos y festejar los logros individuales y de equipo. Como resultado, aquellos que fueron guiados muestran más iniciativa, toman más responsabilidad y se vuelven más productivos.

Motivar a otros. El líder posee buenas habilidades interpersonales, capacidad para adaptarse a diferentes grupos de personas, situaciones, reconocer y orientar sensibilidades políticas e interpersonales. El o ella es un jugador que trabaja en equipo, escucha sugerencias y trata de hacer su trabajo más placentero para la gente dentro de la organización.

Acepta la responsabilidad. El líder trata a la gente con respeto, no culpa a otros o muestra favoritismo hacia alguien, no es injusto ni muestra resentimientos.

Planea para el futuro. Se toma el tiempo para establecer un curso de acción mientras observa los problemas potenciales, luego los maneja de manera pro-activa, con buen juicio y los ve cómo una oportunidad más que como una irritación, este es el sello de un líder efectivo.

Establece una estructura. El líder tiene la capacidad de crear una estructura organizacional que le permite a la gente trabajar eficazmente en equipo.

Comparte su experiencia y conocimientos. Los líderes nunca dudan en compartir lo que saben por temor a que otros puedan usar ese conocimiento para amenazar su liderazgo. De hecho, un buen líder se asegura que otros tomen el liderato cuando es necesario.

Sigue una dirección. El liderazgo no es solamente establecer el rumbo. Es saber como tomar la dirección y comunicar la información de modo que se gane el consenso del grupo y apoye el pensamiento creativo, esa es la tarjeta de triunfo del líder.

Hace que el jefe se sienta bien. El líder hace consistentemente un buen trabajo y encuentra los caminos para hacer que la vida del jefe sea más fácil. Tiene un buen sentido del negocio, es rentable para la organización y crea mayor potencial para avanzar hacia arriba y debajo de la línea.


Es tiempo de actuar ya:

Lea libros y asista a talleres sobre Liderazgo y Comunicación.

Haga una lista de las cualidades de liderazgo que son importantes para usted y haga el esfuerzo de incorporarse a ellas a la brevedad.

Pregunte a los líderes que conozca y respete, úselos como guías.

Pregúntese:

“¿Por que quiero ser líder?” 

“¿Quiénes son mis maestros y apoyadores?” 

“¿Cuáles son mis metas y objetivos?” 

“¿Cuándo tomaré los primeros pasos?” 

“¿Dónde estaré en los próximos tres o cinco años?” 

“¿Cómo mediré mi efectividad?”

Fuente: amamex.org.mx

Curso del Líder, sus Paradigmas y el Cambio Organizacional

Si desea aumentar sus conocimientos sobre este tema de interés, le invitamos cordialmente a tomar nuestro curso